Compromiso Slow Social

Tú no eres el producto

Tus datos son tuyos ahora y siempre. Esto significa que no utilizamos la Comunidad para extraer tu data, microsegmentarla y venderla al mejor postor. Las otras RRSS se hacen millonarias debido al tráfico y venta de data. Aquí, tú y tus datos estáis seguros.

Tu tiempo es tuyo

No competimos por tu atención. El sueño no es nuestro enemigo a abatir. No te queremos horas y horas enganchada a la Comunidad. Tú decides cuándo entras y sales, cómo te mueves, qué áreas visitas… No utilizamos funcionalidades que generen adicción y el contenido es amplio aunque no ilimitado. Tu tiempo es demasiado valioso para pasarlo delante de una pantalla.

0% algoritmos, 100% humanas

Creamos a tu medida analizando tus necesidades «a mano». Esto quiere decir que hacemos un análisis pedagógico y social de las necesidades de contenido y usabilidad a satisfacer y las hacemos reales. Todo esto sin algoritmos, solo con nuestros cuatro ojos y un par de cerebritos.

Eres creadora, no consumidora

El corazón de la Comunidad es facilitarte las herramientas y el espacio de intimidad necesarios para que puedas generar conocimiento en relación con otras compañeras. Tus experiencias, tus pensamientos, tus dudas, tus miedos, tus pasiones nutren a cada una de nosotras. No eres una oruga que consume ni un producto al que consumir. Tú, tal y como eres, eres valiosa y fundamental.

0% dopamina

Todas las funcionalidades están diseñadas para no alimentar los impulsos dopamínicos. No queremos que te quedes porque estás químicamente enganchada. Si estás en la Comunidad es porque la sientes tu hogar.

0% odio y destrucción

La Comunidad es un espacio nutritivo, no un pozo de odio mediático. La indignación es la emoción-gasolina de las RRSS mainstream. El dolor y la angustia son motores capaces de generar más y más data. En Casa, sabemos que todas las emociones son valiosas y, por ello, las cuidamos y respetamos sin sacar provecho de ellas.

100% a tu medida

Tú no te adaptas a la plataforma. La plataforma se adapta a ti, pues se ha creado a la medida de las usuarias, tanto de las que llevan 4 años como de las que acaban de incorporarse. Cada una de las versiones que seguirán a Soy1Soy4 Lovelace 0.3 estarán diseñadas para ser más precisas con tus necesidades.

Lenguaje de código feminista

El sesgo masculino patriarcal típico de todos los códigos de las RRSS se ha eliminado. Hemos creado desde cero todo el código, implementando una visión feminista.

Del social network al caring network

La Comunidad no va de gustar a las demás para ver si así consigues gustarte tú misma. En la Comunidad la vida va en el centro, la tuya y la de todas tus compañeras. Se trata de hacer un salto cualitativo real del Yo al Nosotras.

0% empresaurios

Somos dos quienes creamos todo este universo. Somos familia. Somos dos freaks de cuidado. Ni accionistas, ni business angels, ni bancos… nadie más que tú, con tu cuota de suscripción, está financiando este proyecto. Tú marcas el rumbo y nosotras ponemos el barco. No necesitamos vendernos ni venderte para crear y sostener este proyecto.

Blindadas ante los depredadores

Ni Google ni Amazon tienen acceso a Soy1Soy4. Alojamos tus datos en servidores seguros que no pertenecen a las empresas gigantes depredadoras de datos. Tus fotos y videos, tus estados de ánimo y hábitos de consumo están a salvo de su vigilancia.

Reducimos la huella de carbono

El tiempo que pasamos enganchadas a las RRSS pasa factura a nuestro clima ¿Sabías que la huella de carbono generada por Internet supera a la del tráfico aéreo mundial? En la Comunidad no serás invadida por las notificaciones ni por un scroll interminable. Así podrás cuidar de ti, de tu tiempo y de nuestro planeta.